[Nfbespanol-talk] La Crianza de los Hijos sin Tener Vista

Frida Aizenman aizenman at earthlink.net
Fri Dec 31 22:36:22 CST 2010


Braille Monitor

Número 10, Noviembre, 2010, Volumen 53.

Gary Wunder, Redactor

 

La Crianza de los Hijos sin Tener Vista

¿Qué Abogados y Trabajadores Sociales Deben Saber Sobre la Ceguera

Nota del redactor: En el artículo anterior, uno no puede evitar sentirse triste acerca de cómo de manera diferente la historia de la bebé Mikaela podría haber sido si el hospital y el personal de Servicios Infantil hubiera sabido algo sobre la ceguera. Nuestro Grupo de padres de familia Ciegos tiene un nuevo folleto de Interés que debe ser distribuido a todos los hospitales y las agencias de servicio social en el país. Puede pedirlo en el

Mercado de la Independencia,

Independence Market.

Pregunte por

Padres de Familia sin Tener Vista: Lo Que Abogados y Trabajadores Sociales Deben Saber Sobre la Ceguera.

"Parenting Without Sight: What Attorneys and Social Workers Should Know About Blindness.

También se puede descargar desde nuestro sitio de la Red en

<http://www.nfb.org/images/nfb/publications/brochures/blindparents/parenting
withoutsight.html>. He aquí una foto instantánea de lo que en la Federación Nacional de Ciegos tienen que decir sobre la crianza de niños pequeños.



Puede ver las fotos en HTML en su navegador 

http://www.nfb.org/images/nfb/Publications/bm/bm10/bm1010/bm101003.htm
[LEYENDA DE LA  FOTO: Eddie Bell en el parque con los niños]



¡Los niños son lo primero!

Nada es más importante que mantener a los niños seguros y darles el mejor comienzo posible en la vida. Es por eso que ustedes se convierten en trabajadores sociales, o abogados, en la protección infantil  en el sistema de tribunales de familia. Ustedes, luchan por los niños.
No importa si para mantenerlos seguros, se requiere que tengan que pasar por encima de todo, y ser políticamente incorrectos. No importa lo que sea, luchan por los niños.


Nadie dijo que sería fácil. Se espera que hagan el trabajo de al menos tres personas. Las presiones vienen de todas partes, de las familias, la prensa, grupos de abogacía, y los políticos.


Luego está la cuestión de la justicia social. Deben proteger a los niños de una manera que respete las diferencias religiosas, culturales, y étnicas. No deben discriminar por motivos de raza, discapacidad, o orientación sexual. ¿Cómo se puede equilibrar las necesidades de los niños en contra de su compromiso de ser respetuoso de las diferencias? ¿Cuándo ser "diferente" es ampliación y enriquecimiento? ¿Cuándo es peligroso? Con todas estas presiones y dilemas, ¿cómo se puede ganar? Y lo que es aún más importante, ¿cómo pueden los niños ganar?


Al igual que ustedes, los cincuenta mil miembros de la Federación Nacional de Ciegos, estamos decididos a proteger a los niños. Muchos de nosotros somos padres de familia, padres adoptivos, padres de crianza, o abuelos. Venimos de todos los grupos de orígen étnico, y de todos los estados de la nación. Somos maestros, abogados, trabajadores, y secretarios. Algunos son electricistas, programadores de computadoras, operarios de máquinas, o trabajadores sociales, y algunos de nosotros vivimos de la asistencia pública. Es decir, somos una muestra representativa de la sociedad. Lo que nos une es nuestra creencia en la absoluta normalidad de las personas ciegas.


Nosotros en la Federación, tenemos un interés particular de alcanzar a los trabajadores de la protección infantil, y a otros profesionales interesados en el bienestar de los niños y las familias. Nuestra experiencia nos ha enseñado que los padres de familia ciegos son examinados más de cerca, y son juzgados de no ser más aptos con más frecuencia que los padres de familia videntes en circunstancias similares. Intervenciones a menudo se producen, no por problemas documentados, sino porque los trabajadores sociales y los jueces temen que los problemas puedan surgir en el futuro. Los líderes de la Federación estiman que uno de cada cuatro hogares en los que los padres de familia son ciegos han sido visitados por los trabajadores de los servicios de protección infantil.

Es más, la ceguera a menudo se ha argumentado como causa para dar por terminado los derechos de los padres de familia en casos de custodia. Consideramos que estas intervenciones y las decisiones se derivan de una falta de comprensión de la ceguera.


Consideramos que cualquiera, ciego o vidente, que le hace daño a un niño, o lo pone en peligro, debe enfrentar las consecuencias de ese comportamiento. Pero insistimos con el mismo vigor en que la ceguera en sí no debe considerarse un factor de riesgo. Aquí está una prueba rápida a aplicar para un trabajador de la protección infantil en la evaluación de cualquier caso relacionado con un padre de familia ciego: pregúntese: "¿Acaso algunas medidas serían necesarias en esta situación si ambos padres de familia fueran videntes?" Si la respuesta es no, la respuesta también debe ser no en una situación en la que los padres de familia son ciegos.


Ocupado como está, no tiene tiempo para llevar a cabo la investigación sobre la ceguera, y aprender todas las cosas que considera que debería saber. Por fortuna, no es necesario saber mucho acerca de la ceguera, a fín de evaluar la capacidad de los padres de familia ciegos. Es necesario comenzar con una actitud de optimismo y creencia. Miles de padres de familia ciegos han educado a niños felices y saludables que han crecido hasta convertirse en adultos responsables y productivos. Dado el positivo historial de los padres de familia ciegos, es razonable comenzar con la suposición de que las personas ciegas tienen la misma capacidad para la crianza de los hijos que las personas videntes, y que son competentes, a menos que y hasta que se demuestre lo contrario. No tenga temor de hacer preguntas. Mantenga una mente abierta, y escuche lo que le decimos.

[LEYENDA DE LA FOTO: Amy Murillo Hicks y su hijo de vacaciones en el Grand Cañón.]

Nuestro Camino

"¿Cómo se las arreglan?" La mayoría de nosotros que somos ciegos hemos escuchado esta pregunta, una y otra vez a lo largo de nuestras vidas. Las personas videntes tienen dificultades para entender cómo la gente ciega hace las tareas de la vida cotidiana. Como  persona vidente, puede pensar que no es posible poder preparar la comida, pasar calles, comprar alimentos o mantener un trabajo si no pudiera ver. Es posible que haya oído que las personas ciegas hacen todo esto y mucho más. Hasta un hombre ciego escaló la cima de la Montaña Everest. Sin embargo, es posible que sea difícil, en el fondo, creer que las cosas que ha leído y oído son ciertas.


Ya es bastante difícil imaginar cómo alguien que es ciego puede bajar un tramo de escaleras de prisa, o prender el fogón de atrás cuándo el piloto se apaga. ¿Cómo Entonces? se pregunta, ¿puede una madre ciega hacer un seguimiento de un niño travieso?
¿Cómo puede un padre de familia ciego llevar a su niño en edad preescolar al parque o enseñarle a su hija o hijo, a andar en bicicleta? ¿Cómo pueden los padres de familia ciegos mantener a sus hijos a salvo en nuestro mundo peligroso?


En cada etapa de vida de nuestros hijos, desde la infancia hasta la joven edad adulta, los padres de familia ciegos utilizan métodos y estrategias básicos, esenciales, que utilizan los padres videntes. Normas claras, coherentes, y un grado razonable de organización, por lo general, para mantener el frente familiar en control. En virtud de noches inolvidables cuándo se tapa el fregadero, el gato se pierde, el ordenador se bloquea, y el proyecto de ciencia de Megan se debe entregar al día siguiente, lo que hacemos es alguna creatividad de re-planificación y agarramos unas pocas trizas de humor, como todos los padres de familia lo hacen cuándo las cosas se ponen difíciles.


Para llevar a cabo algunas tareas, los padres de familia ciegos utilizan "técnicas alternas".
Estas técnicas son variaciones de los métodos que utilizamos para manejar otros aspectos de nuestra vida cotidiana y se basan en el tacto y el oído en vez de la vista. No hay ninguna forma correcta absoluta, o alguna manera incorrecta, en que los padres de familia ciegos tienen que hacer las cosas, cada uno de nosotros elige los métodos que mejor se adaptan a nosotros. Cada uno de nosotros trae nuestro propio conjunto de habilidades y deficiencias, y lo que es simple y obvio para un padre de familia ciego puede parecer complicado para otro.


A pesar de que nuestras técnicas de adaptación puede sorprenderlo e incluso asombrarlo, intente tener en cuenta que para nosotros, son por lo general intrasendentales. Si se encuentra a sí mismo suponiendo que algún problema es demasiado desalentador de resolver para nosotros, , deténgase para darle una cuidadosa reflexión. Trate de no sacar conclusiones antes de hablar de la situación con nosotros y escuchar lo que tenemos que decir. Tenemos amplia experiencia de vivir sin ver, y la mayoría de nosotros hemos desarrollado excelentes habilidades para resolver problemas. Además, a través de redes de apoyo a través del país, podemos aprovechar la experiencia de miles de otros padres de familia ciegos que nos han precedido. Esté dispuesto a aprender de nosotros y con nosotros.


Un número de madres y padres ciegos han contribuido con su tiempo e ideas para la preparación de este folleto. En las páginas que siguen, ellos comparten sus experiencias de crianza y describen algunas de las técnicas alternas que les ayudan a ser padres de familia eficaces. Sabemos que no se puede responder a todas sus preguntas aquí, pero esperamos demostrar el ingenio y el entusiasmo, la alegría, el calor, y la sabiduría que mujeres y hombres ciegos traen al reto de la crianza de los hijos.

[LEYENDA DE LA Foto: Leslie Hamric y su hijo Michael],

Preparados, listos, ya ...

Ya sea que somos padres biológicos, padres adoptivos, o padres en el sistema de hogares de crianza, los niños rara vez caen en nuestras vidas sin previo aviso. En general, tenemos nueve meses para prepararnos, y, para el momento en que llegue el bebé, tenemos los fundamentos en orden. Cuándo la fecha esperada llega, la mayoría de padres de familia ciegos y videntes han adquirido una cuna, una mesa para cambiar pañales, y un surtido de combinados encantadores para los recién nacidos. Es posible que haya tenido una fiesta de regalos para el bebé, y recibió una gran cantidad de juguetes, ropa y complementos, tanto prácticos como poco prácticos. A la espera ansiosa hemos creado una habitación para darle la bienvenida al más reciente miembro de la familia.


La mayor parte de amigos y familiares están encantados con la noticia de que un bebé está en camino. Sin embargo, los padres de familia ciegos, de vez en cuando, son sometidos al desaliento, e incluso, al escepticismo. Una madre ciega informa, "Cuándo Tim y yo le dijimos a mi suegra que estábamos esperando, ella se horrorizó. Nos dio la espalda y se alejó. Hasta entonces había sido siempre muy amable conmigo, y yo pensaba que teníamos una buena relación. Pero en su mente, no podía concebir que yo cuidara de un niño cuándo no puedo ver."
Estas interacciones pueden enredar lo que debe ser un momento alegre, haciéndolo ser un tiempo de estrés y temor. Para todos los padres a ser, el apoyo y el ánimo de los seres queridos tiene un valor incalculable. Si nuestras familias dudan de nuestras habilidades, nosotros, como padres de familia ciegos, a su vez, nos volvemos a otros que nos pueden dar el apoyo sin igual que necesitamos. Tenemos que recordar que las dudas de los demás no son de ninguna manera una reflexión sobre nuestras capacidades reales.


Algunos futuros padres, ciegos y videntes, han registrado sus años de experiencia en el cuidado de los bebés y niños pequeños. Ellos han cuidado niños, han cuidado de hermanos menores, o trabajado en guarderías.
Otros, sin embargo, son principiantes totales. los padres ciegos-a-ser, como nuestros homólogos videntes, pueden ponerse al día en habilidades del cuidado del bebé en una variedad de maneras. Podemos pasar un día con un amigo o vecino en la práctica de cambiar los pañales de su bebé, o darle de comer en una botella. Podríamos pedirle a un familiar mostrarnos cómo vestir, y envolver, a una muñeca de tamaño natural. También podemos inscribirnos en clases para padres de familia en un hospital local y pedir al instructor que nos dé demostraciones prácticas de cambio de pañales, del baño, y otras tareas de cuidado del bebé.


Desde el principio, es importante para nosotros establecer cómoda comunicación abierta con los profesionales de asistencia sanitaria que trabajan con nosotros. Tratamos de ser claros acerca de nuestras necesidades y expectativas, y hacer y contestar preguntas razonables. Si nos encontramos con que nuestro obstetra o matrona tiene actitudes negativas inalterables sobre las capacidades de nuestras habilidades como padres, podría ser inteligente cambiar en lugar de luchar. Queremos y merecemos el mismo respeto concedido a otros padres de familia en la atención prenatal y durante la experiencia del parto.


"Haciendo énfasis de su ceguera, a menudo hace que otras personas se centren en ello", advierte Dena Wainwright de St. Paul, Minnesota." Mi esposo y yo hicimos un plan de parto que no dijo nada acerca de mi ceguera. Tuve una absolutamente fenomenal experiencia en el hospital. Ni una sola persona cuestionaba mi capacidad para cuidar de Elyse, y nadie cuestionó cuándo pedí que se me mostrara cómo hacer las cosas. Aun cuándo, envié a mi marido a casa por la noche para que durmiera bien, nadie se asustó `acerca del  padre vidente que estaba dejándome sola con nuestro recién nacido. Nadie insinuó que yo no sería capaz de dar pecho o me trataron de forma diferente debido a mi ceguera. Lo único que hicieron para darme cabida era que cada enfermera tenía que introducirme a la enfermera de turno próximo, cuando se iba por el día, para que supiera que la persona que entraba en mi habitación era una empleada del hospital."

[LEYENDA DE LA FOTO: Jo Pinto empuja a su hijo en un triciclo.]
Y el Bebé Hace Que Sean Tres



Ya que los bebés son tan indefensos y dependientes, las personas a menudo asumen que el cuidado infantil es especialmente difícil para los padres de familia ciegos. En realidad, la mayoría de nosotros encontramos que la ceguera presenta muy pocos desafíos adicionales cuándo tenemos el cuidado de los bebés. Al igual que los padres de familia videntes, nos convertimos en expertos en la interpretación de los llantos de nuestro bebé, gorjeos y balbuceos. Cuándo lo cogemos, podemos leer sus estados de ánimo a través de su lenguaje corporal. Nosotros lo sentimos cuándo estira sus brazos para alcanzar algún objeto atractivo, su rigidez a la vista de un extraño, o deja caer su soñolenta cabeza contra nuestro hombro.


Cambiar pañales es una forma de vida para los padres de los bebés. El cambio de pañales es fácil cuándo conseguimos dominarlo, pero no viene por instinto. Al igual que a cualquier otro padre de familia que es padre por primera vez, al padre de familia ciego se le debe mostrar cómo realizar la tarea, y darle la oportunidad de practicar. Utilizamos nuestras manos para asegurarnos de que el pañal limpio está en la posición correcta. Algunos padres de familia ciegos compran pañales de tela con broches de presión con el fín de evitar el uso de nodrizas, pero otros se encargan de las nodrizas sin dificultad. Al igual que los padres de familia videntes, muchos de nosotros optamos por utilizar pañales desechables.


La nariz y la punta de los dedos nos dicen cuándo el bebé necesita un cambio de pañal. Podemos sentir la humedad y la pesadez de un pañal sucio, y por supuesto, el sentido del olfato proporciona una pista importante. Al limpiar el trasero del bebé, tratamos de ser sistemáticos, trabajando con cuidado de un área a otra con tela o desechables de papél humedecido para bebés. La dermatitis del pañal puede ser fácilmente detectada por el tacto, ya que produce protuberancias y causa que la piel se sienta inusualmente caliente. Sin embargo, el enrojecimiento leve que puede preceder a una erupción en toda regla no es tan perceptible.
En este caso, como en muchos otros, una onza de prevención vale más que una libra de cura. Debbie Stein de Chicago explica, "Después de que mi hija había nacido, una enfermera en el hospital me sugirió que apique suavemente un ungüento, A&D, cada vez que cambiara el pañal. El ungüento calmaría cualquier irritación leve y prevendría el desarrollo de pañalitis."
Al igual que las madres videntes, las madres ciegas que amamantan ponen en posición al bebé por el tacto y juzgan por su comportamiento cuándo ella ha tenido suficiente. los padres de familia Ciegos pueden hacer la fórmula mediante el uso de tazas de medida de tamaño necesario. Un embudo es útil para vertir la fórmula en la botella. Latonya Phipps de Baltimore, recuerda, "yo usaba mis manos cuidadosamente lavadas para guiar la boquilla de la botella en la boca de mi hija. Miraba con los dedos de vez en cuando, para asegurarme de que tenía un buen agarre en ella."


Al introducir alimentos sólidos, por lo general, el padre de familia ciego guía la cuchara con una mano y localiza la boca del bebé con la otra. Los bebés pequeños como de siete u ocho meses a veces se inclinan hacia la cucharada de duraznos, o las patatas dulces, o incluso llegan a la cuchara para ponerla más cerca. Los bebés pueden ser tan proactivos, sin embargo, cuándo no tienen hambre, o cuándo se ofenden por la cocina. Amplios baberos para padres e hijos son casi una necesidad. Algunos padres de familia ciegos también encuentran útil un periódico o un mantel de plástico en el suelo de la cocina a la hora de comer.

No importa que precauciones, la alimentación con cuchara está destinada a acertar o herrar por algún tiempo, si el padre de familia puede o no puede ver. Esponjas y toallas hacen milagros; son una bendición para los padres de familia en todas partes.


Para los padres de familia ciegos, el transporte es un asunto sumamente importante, y comienza presentando desafíos tan pronto como llega el bebé. En casa y en otros lugares familiares podemos llevar al bebé en brazos o en un soporte en la cadera como la mayoría de los padres de familia videntes. En otros ambientes, sin embargo, rara vez tenemos ambas manos libres. Siempre necesitamos una mano para sostener un arnés de perro guía, o un bastón blanco largo. La parte restante tiene que abrir puertas, examinar la mercancía, pezcar por el cambio, sacar una tarjeta de crédito o tarjeta de identidad, y llevar los paquetes. Cómo llevar a un bebé así, suena como una crisis en materia de logística, pero el cinturón del portabebés proporciona una fácil solución. Portabebés tales como el Snugli o el GeriPack, habilitan a los padres ciegos o videntes, para llevar a un bebé de manera segura y cómoda, dejando las manos libres para otras tareas.
[LEYENDA DE LA FOTO: Leslie Hamric cambia el pañal de Michael.]


Nuestras técnicas alternas entran en juego cuándo pensamos en caminadores para bebé. El método convencional de empujar el caminador a lo largo de la acera, Sencillamente no funciona para nosotros. Un perro guía, o un bastón no puede advertirnos de pasos y obstáculos tan lejos como las ruedas delanteras del caminador. Afortunadamente, unos pocos caminadores en el mercado están diseñados con una palanca reversible y se pueden jalar, así como empujar. El bastón o el perro guía funciona bien cuándo se lleva al bebé fuera al aire fresco, jalando del caminador detrás de nosotros.
[LEYENDA DE LA FOTO: Eddie Bell y su hija Samantha]

El Tintineo de Pies Menuditos

No hay nada más agradable que compartir en el descubrimiento de un niño pequeño, del mundo que lo rodea. Cada juguete nuevo, cada hoja, o piedra, cada pájaro, o mariposa, es una nueva sorpresa. Para un pequeño, un mueble parece haber sido hecho para la escalada y el rebote. Cajones y armarios están destinados a ser abiertos. Todos los objetos claman ser tocados, empujados, probados, y dado el tiempo y la oportunidad, desarmados. Las posibilidades son realmente maravillosas. Desde un punto de vista de los padres, sin embargo, las posibilidades incluyen venenos, precipicios, y un montón de otros peligros. Un millar de escenarios del peor caso se encuentran a la espera. Ciegos o videntes, los padres de un niño pequeño deben ser curiosos, y constantemente vigilantes.

 

¿Cómo? se preguntará, ¿pueden las palabras "ciego" y "vigilante" ir de la mano en la misma frase? La idea misma de una persona ciega a cargo de la seguridad de un niño puede hacer que su corazón se desplome. De nuevo aquí, la capacidad de buena organización, las técnicas alternas, y el sentido común, permiten a los padres de familia ciegos cvigilar a sus hijos, incluso a través de esa fase estimulante y agotadora de estar en todo. Tan pronto como el bebé comienza a gatear, la mayoría de los padres de familia ciegos conectan pequeñas campanas en sus zapatos o en la ropa. El tintineo de campanillas nos permite saber donde el niño está mientras que él corre y juega. "Justo antes de que mi hija fué capaz de caminar, comencé a averiguar cómo colocar campanas en sus zapatos", dice Jeff Altman, un padre de familia ciego de Nebraska. "El diseño final consistió en dos campanas de tamaño mediano en un llavero pequeño. Con un llavero en la parte inferior de los cordones de cada zapatito, ella no podía quitarse las campanas. Cuándo no oía las campanas, sabía que estába metida en algo." Algunos padres de familia ponen campanas en sedal de plástico con hilo a través de los ojales en los zapatos junto con los cordones. Otros prefieren poner campanas en las mangas o en los puños de los pantalones. zapatos que chirrean, populares entre los niños pequeños y preescolares, también dan excelentes señales de sonido.


Un padre de familia vidente puede estar vigilante desde la distancia. Para los padres de familia ciegos vigilando a un niño pequeño es más cercano y personal. En muchas situaciones, puede ser mucho más práctico que para los padres que pueden ver. Nosotros, físicamente seguimos, o nos quedamos con el niño. Durante la visita a la casa o el jardín de un amigo, exploramos y hacemos preguntas para aprender sobre los posibles peligros. "Tengo que sentirme muy cómoda con el diseño de la zona antes de dejar a mi pequeño suelto", explica Judy Jones de Vancouver, Washington. "Incluso entonces, sigo parando las orejas y estando alerta. los padres de familia ciegos no pueden darse el lujo de sentarse en sus traseros y ver a sus hijos. La mayoría de nosotros encontramos que este contacto es una gran ventaja para nosotros y para nuestros hijos. Pasamos mucho tiempo juntos, jugando, hablando, riendo, y disfrutando de la mutua compañía."

[LEYENDA DE LA FOTO: Eddie Bell y sus hijas que van a ir a pescar.]
La seguridad ante todo

La mayoría de los padres de familia, incluyendo aquellos que son ciegos, tratan de evitar accidentes al poner a prueba de niños sus hogares. Tapas para enchufes, cerraduras de armario empotrado, y los portones de escalera son de gran ayuda y comodidad. A veces la creatividad extra es necesaria para resolver un problema de seguridad en particular. Jeff Altman explica: "En nuestra sala tenemos una escalera al sótano con un husillo de barandilla abierta. No hemos podido encontrar un portón que bien podría bloquear la parte superior de la escalera, y allí estába el problema de los husos abiertos, así que hice un portón y una barrera para la barandilla con una base de espuma en una tabla de la tienda local de afición. Utilicé velcro para sujetar las piezas en su lugar, y funcionó muy bien."


El estar bien organizado es una ayuda para todos los padres de familia, y sin duda para los padres de familia ciegos. Si tenemos cuidado con el cierre de portones, encerramos los productos de limpieza del hogar, y mantenemos pequeños indigeribles objetos fuera de la alfombra, vamos en un largo camino hacia la creación de un ambiente seguro.


Una vez que el niño deja atrás el caminador y la mochila, trabajamos nuevos medios para viajar juntos. En la calle o en el centro comercial, la mayoría de nosotros mantenemos contacto físico con un niño pequeño en todo momento. Un simple dispositivo de sujeción de mano, que consiste en una correa para la muñeca, puede ayudar a mantener al niño al alcance.


Si a un niño se le enseña desde el principio a tomar la mano de uno de sus padres, el hábito puede durar años. "Hice una regla que cualquier adulto, ciego o vidente, tenía que llevar a mis hijos de la mano cuándo salían a alguna parte", dice Deborah Kendrick de Cincinnati, una madre ciega de tres. " No quería que mis hijos se acostumbrraran a correr salvajemente cuándo iban con una niñera o un familiar, y luego pensar que era aburrido para cogerme de la mano cuándo iban a lugares conmigo."


Llevar a los niños pequeños a un parque o patio de recreo presenta algunos desafíos especiales. Sarah Merrick de Michigan explica cómo maneja salidas con sus gemelos de cuatro años de edad. "Esperé hasta que mis hijos estaban en edad de responder cuándo los llamaba", dice. "Tengo cuidado de elegir los parques que son seguros, Sólo voy a los parques que están cercados. Trato de organizar viajes con amigos que tienen niños de más edad. Pueden escuchar todas las risas y gritos, y es fácil identificar a su hijo de esa manera. También instituí la regla de que vienen cuando los llamo, o nos vamos a casa por el resto del día."



Al igual que los padres de familia videntes, los padres de familia ciegos son muy cuidadosos en torno al agua.
Por supuesto que seguimos la serie de precauciones que los padres videntes toman, a fín de asegurarnos de que los guardias salvavidas están presentes, haciendo que los niños se pongan salvavidas o flotadores apropiados, e inculcando las normas sobre su estancia en el lado pando, hasta que realmente puedan nadar. Una vez más, el contacto cercano es importante a fín de cuentas. Tendemos a jugar un montón de juegos con nuestros hijos cuándo vamos al lago o a la piscina. Mantenemos a nuestros hijos al alcance hasta que sepamos que son buenos nadadores. Incluso entonces, tenemos cuidado de mantener el contacto de voz.

Días de enfermedad

Incluso con las mejores medidas de seguridad, todos los niños tienen accidentes de vez en cuándo, y las enfermedades ocasionales de la infancia son inevitables. Como padres de familia ciegos, aprendemos a reconocer las señales y síntomas, vendamos cortes, y administramos medicina. La mayoría de las erupciones son perceptibles al tacto. Con los dedos podemos detectar el calor, la aspereza, o la inflamación de la piel en las zonas afectadas. "Nuestro pediatra me explicó cómo se siente la varicela, para que supiera a que debo estar atenta. Efectivamente, su descripción era exacta para ambas niñas ¡al mismo tiempo! ¡Qué semana que esa fué!", Recuerda Judy Jones.


Con la ayuda de un termómetro parlante barato, un padre de familia ciego puede tomar la temperatura de un niño, de forma independiente. Los vasos de plástico que vienen con muchas botellas de medicina tienen marcas en el interior, y estos son una gran ayuda cuándo tenemos que medir la dosis. También, una jeringa puede ser marcada con líneas táctiles. En algunos casos se puede organizar para que una persona vidente cubra varios goteros de medicamentos en la dosis deseada. Estos pueden almacenarse y utilizarse cuando sea necesario.


Al igual que todos los padres de familia, un padre de familia ciego conoce a su hijo mejor de lo que alguien más lo hace. Rápidamente aprendemos a distinguir un grito de simple demanda, a un grito incómodo que significa una lesión real. Por el tacto, podemos examinar al niño por cortaduras y raspaduras, y aplicar los ungüentos necesarios o las Curitas. Sin embargo, algunas veces los niños no quieren ser tocados en la región que duele. "Una cosa que ayuda es dar a un niño que tiene suficiente edad, una compresa fría y hacer que la coloque sobre la zona afectada," una madre ciega sugiere. "Se adormece la zona un poco, y se puede quitar en un minuto y examinar la lesión. "Por lo general, puede hacer una evaluación rápida sobre la gravedad del problema y determinar cuándo es el momento de conseguir la ayuda de un médico.
-------------- next part --------------
A non-text attachment was scrubbed...
Name: La Crianza de los Hijos Sin Tener Vista.doc
Type: application/msword
Size: 125440 bytes
Desc: not available
URL: <http://nfbnet.org/pipermail/nfbespanol-talk_nfbnet.org/attachments/20101231/9be60fce/attachment.doc>


More information about the Nfbespanol-talk mailing list