[Nfbespanol-talk] Carta Abierta a los Consumidores de Fidelco

Frida Aizenman aizenman at earthlink.net
Mon Mar 14 19:25:05 CDT 2011


Carta Abierta a los Consumidores de Fidelco

21 de febrero, 2011 

Estimados consumidores de Fidelco, 
Me llamo Marion Gwizdala. Soy el presidente de la Asociación Nacional de Usuarios de Perros Guías, (NAGDU), una división de la Federación Nacional de Ciegos. Sé que la mayoría de ustedes son conscientes de que NAGDU ha estado tratando de mediar en un problema entre una de sus compañeras consumidoras, y Fidelco Guide Dogs. He oído que algunos de ustedes expresaron su preocupación acerca de nuestros esfuerzos, y he compartido alguna información con ustedes en forma individual. También soy consciente de que han habido algunas discusiones en esta, y en otras listas haciéndo preguntas de por qué NAGDU y la Federación están involucradas. También sé que aquellos que han expresado estas preocupaciones, es más probable que representan sólo una fracción de aquellos que tienen preguntas. Me dirijo a ustedes en un esfuerzo por ayudarles a comprender nuestro papél, y hacerlos conscientes de lo que hemos hecho hasta ahora. 
A mediados de noviembre, fui contactado por una consumidora de Fidelco, debido a que su perro guía fué recuperado por Fidelco, el 21 de octubre del 2010, a pesar del hecho de que ella había firmado un acuerdo de propiedad con Fidelco, el 5 de abril del 2010, que le transfiere la propiedad después de seis meses . (El periodo de seis meses había finalizado dieciséis días antes de la toma de posesión que se produjo.) La consumidora me informó de que su perro guía tenía varios problemas de comportamiento cuándo fué recibido, y el personal de entrenamiento de Fidelco estaba al tanto de estos problemas; ninguno de estos problemas planteaba riesgos de seguridad para la controladora, y, siguiendo las instrucciones de los entrenadores, estaban siendo resueltos. 
En un momento durante su trabajo, pasó por una propiedad del barrio que tiene rociadores automáticos que se activaron justo cuándo pasaban, sorprendiendo al perro. El perro comenzó a exhibir temor al acercarse y pasar por esta propiedad. El perro también comenzó a generalizar este temor a otros lugares donde los rociadores funcionan, así como a las fuentes y piscinas infinitas. La consumidora hizo varias llamadas a Fidelco buscando dirección y asistencia, pero el problema persistía. Los entrenadores de Fidelco finalmente decidieron visitar a la consumidora, y prometieron que trabajarían con ella en su comunidad durante cinco días. Si el problema no se resolvía durante este período de 5 días, se indicó que puede ser que necesitarían llevar al perro a Fidelco para un entrenamiento más intensivo. 
El seguimiento del entrenamiento se inició el 20 de octubre. Cuándo la instructora llegó el segundo día de entrenamiento, le puso la correa al perro, lo puso en el coche, y se marchó. 
Desde el 21 de octubre, la consumidora ha hecho numerosos intentos para obtener información acerca de su perro guía. Le ha escrito a Eliot Russman, Oficial Principal Ejecutivo de Fidelco, y no ha recibido respuesta. Le ha telefoneado al señor  Russman en numerosas ocasiones. Cada vez que llamó, se le dijo que "está en una reunión". Frustrada con la falta de respuesta de Fidelco, se puso en contacto con el Centro Nacional para Ciegos en Baltimore, y fué referida a mí. 
Me aseguré un formulario de información  de Divulgación del comunicado firmado por escrito por ella, en la que se autoriza a Fidelco a hablar conmigo, y compartir información de su archivo. Hice tres llamadas telefónicas a Eliot Russman en distintos momentos del día, durante un período de tres semanas, y cada vez se me dijo que "estaba en una reunión". Dejé mensajes de correo de voz para él en cada llamada, y recibí de él, correo electrónico de confirmación. El primer mensaje me dijo del clima terrible que estaban esperando, y que Fidelco se cerraría. En el segundo mensaje afirmó que "no deseaba ni podía hablar de algún estudiante, pasado, presente o futuro" conmigo. El tercer mensaje me ofreció dos fechas y los tiempos en que nos podíamos reunir a través del teléfono. 
Me reuní con Eliot Russman por teléfono el 24 de enero del 2011. Julie Gamble, Oficial Principal de Operaciones de Fidelco escuchó en la llamada. A medida que comencé a discutir la cuestión con el señor  Russman, me dijo que no podía discutir la cuestión debido a la "intimidad y la confidencialidad". Le pregunté si tenía la copia del formulario de Información del comunicado de Divulgación que la consumidora había firmado, y me dijo que no era adecuado, ya que no fué ante un testigo ni ante un notario. Le pregunté si iba a discutir la cuestión si hubiese un testigo, en la forma notarial, y él no respondió. Le pregunté si Fidelco tenía un formulario que era apropiado y acceptable, y otra vez, no contestó, afirmando en repetidas ocasiones las cuestiones de privacidad y confidencialidad. Estoy seguro de que el señor Russman no tenía ninguna duda de que la consumidora había autorizado a que Fidelco discutiera esto conmigo, a la luz de sus numerosos intentos de hacerlo por sí misma, y que hay un número de formularios en su archivo que llevan su firma, y fueron aceptados por Fidelco como auténticos, ninguno de los cuales tuvieron testigos, o un notario. 
El señor Russman me preguntó si había leído el acuerdo de propiedad de Fidelco. Contesté que había leído el acuerdo y, aunque no soy un abogado, no lo considero un "acuerdo de propiedad". Él me refirió a "la sección D, como dog," (perro en Inglés), (sus palabras) eso declara que "Fidelco puede recuperar al perro en caso de que yo no me ajuste a este acuerdo. . . o por cualquier otra causa que se determine por Fidelco en su discreción única y absoluta".
En vez de los detalles completos de la reunión telefónica, basta con decir que mi esfuerzo para resolver amistosamente la situación entre esta consumidora y Fidelco se encontró con evitación, pistas falsas, mentiras absolutas, y fué infructuoso. También voy a hacerles saber que recibí un mensaje de correo electrónico al día siguiente del señor   Russman en un aparente intento de crear un cuento menos factíble de la reunión. Le contesté que me opóngo a su intento de revisar los hechos. Le escribí el 26 de enero del 2011, y declaré: "Su falta de voluntad para discutir conmigo el caso de {esta consumidora} A pesar de su liberación firmada que le da permiso para hacerlo, sólo hace que me pregunte que es lo que está escondiéndo, y su motivación para hacerlo."
El 29 de enero, difundí un mensaje en busca de otros consumidores que habían sido tratados en una forma arbitraria similar de manera injusta. En 12 horas de enviar este mensaje, fui contactado por tres personas con relatos similares. El 17 de febrero, recibí una llamada telefónica de alguien que me dijo que ella sabía de dos personas más en la Florída. En ambos casos, Fidelco había removido un perro guía de forma arbitraria, de manera injusta y sin ninguna explicación. Una descripción más detallada de todas estas cuestiones aparecerá en la edición de abril del Braille Monitor, la revista de la Federación Nacional de Ciegos. 
He recibido varias llamadas de los consumidores de Fidelco en defensa de Fidelco. Una llamada me dijo que él recibió su segundo perro guía de Fidelco en el 2005, y no tenía nada más que elogios para ellos. Respondí que el Fidelco del 2005 ¡no es el Fidelco con el que estamos tratando hoy! 
Deseo asegurar a todos los consumidores de Fidelco que esto no es una iniciativa de lucha contra Fidelco; es una preocupación a favor de los consumidores. No importa que programa de entrenamiento la gente ciega elija, debemos tener la expectativa de que seremos tratados con dignidad y respeto. Si, por alguna razón, el programa tiene que tomar medidas con respecto a un consumidor, no deben ser arbitrarias y "¡a la discreción única y absoluta" de la agencia! Estoy de acuerdo en que hay casos en los que un perro tiene que ser removido debido a la negligencia, abuso, o cuestiones de seguridad; sin embargo, esta decisión debe basarse en pruebas objetivas, evidencia real de estas cuestiones, no por conjeturas, preocupaciones infundadas, o el capricho de alguien sin experiencia y sin rendición de cuentas. 
Aprecio su dedicación a Fidelco. También soy muy dedicado al programa de donde recibí mi perro guía. Al mismo tiempo, si escucho que están tratando a los consumidores de una manera como la que el señor   Russman los está tratando, yo sería el primero en levantarme y exigir una explicación razonable, y una rendición de cuentas de sus actos. Siento que tengo ese derecho como consumidor. 
Considero que el tiempo de tratar a los ciegos con privación de libertad paternalista en el movimiento de los perros guías ya pasó desde hace tiempo. Tenemos el derecho de dirigir nuestras vidas y ser libres del tipo de intimidación que estamos sufriendo por el señor    Russman. Soy de la opinión de que es un hostigador, creando temor en los consumidores mediante la llevada a cabo de su "entera y absoluta discreción" sobre su cabeza con la esperanza de que tengan demasiado temor de enfrentarse a él. Sin embargo, a través del poder de la acción colectiva, somos una fuerza poderosa que puede hacer frente a la intimidación. 
Hubo un tiempo en que Fidelco fué respetado como un innovador en el movimiento de los perros guías. Este respeto se está erosionando rápidamente. Como consumidores de Fidelco, ustedes son sus interesados principales. Como tales, tienen derecho a exigir la rendición de cuentas, y el poder de forjar su futuro. Los insto a unirse a nosotros en la resistencia contra las políticas regresivas, y las prácticas que están siendo empleadas por la administración actual, y son contradictorias con la visión de Charles y Roberta Kaman, a medida que ponen en peligro la confianza de los consumidores ciegos. 
La Asociación Nacional de Usuarios de Perros Guías seguirá abogando en nombre de los consumidores que han solicitado nuestra ayuda. Los instamos a que se unan con nosotros, haciéndo nuestra voz más fuerte, y fortaleciéndo nuestra capacidad para forjar una dirección positiva. Considero que el resultado será una vuelta a los servicios de calidad, y a una reputación sólida por la que Fidelco se conoce, a medida que avanza hacia la creación de su crecimiento futuro. Si tienen algún comentario, por favor no duden en escribirme. Mi dirección de correo electrónico está debajo de mi firma. 

Fraternalmente, 
Marion Gwizdala, presidente 
Asociación Nacional de Usuarios de Perros Guías
Federación Nacional de Ciegos 

President at NAGDU.ORG 
-------------- next part --------------
A non-text attachment was scrubbed...
Name: Carta abierta a los consumidores de Fidelco.doc
Type: application/msword
Size: 74752 bytes
Desc: not available
URL: <http://nfbnet.org/pipermail/nfbespanol-talk_nfbnet.org/attachments/20110314/0075d94a/attachment.doc>
-------------- next part --------------
A non-text attachment was scrubbed...
Name: An Open Letter to Fidelco Consumers.doc
Type: application/msword
Size: 35840 bytes
Desc: not available
URL: <http://nfbnet.org/pipermail/nfbespanol-talk_nfbnet.org/attachments/20110314/0075d94a/attachment-0001.doc>


More information about the Nfbespanol-talk mailing list