[Nfbespanol-talk] Una Historia del Consejo de California de Ciegos, 1934-1969

Frida Aizenman aizenman at earthlink.net
Thu Feb 23 10:17:40 CST 2012


Braille Monitor

Volumen 55, Número 2

Febrero, 2012

Gary Wunder, Redactor

Una Historia del Consejo de California de Ciegos, 1934-1969

Por Perry Sundquist

(Los Angeles: el Consejo, 1969)

Revisión por Ed Morman
Puede ver la foto en HTML en su navegador

[LEYENDA DE LA FOTO: Perry Sundquist]. 

http://www.nfb.org/images/nfb/Publications/bm/bm12/bm1202/bm120212.htm

Libro Destacado de la Biblioteca Jacobus tenBroek

Nota del redactor: Con cierta regularidad, destacamos libros en la Biblioteca tenBroek. Aquí está la revisión del Bibliotecario Ed Morman de un libro en nuestra colección:


Los lectores habituales de las contribuciones de la Biblioteca tenBroek al Braille Monitor, están familiarizados con los dos Perrys de California. En abril del 2011, escribimos sobre la biografía de Hugh Buckingham acerca de Newel Perry, Educador Ciego, y el mes pasado, nos adentramos en los archivos de la Federación para alguna correspondencia entre Kenneth Jernigan y Perry Sundquist. Tanto Newel Perry como Perry Sundquist, fueron cruciales para el desarrollo del movimiento de los derechos civiles de los ciegos. En este folleto de ochenta páginas en impresión de tinta, Perry Sundquist coloca a Newel Perry en el centro de los primeros años de los ciegos organizados en California. El Consejo de California de Ciegos, California Council of the Blind, ahora la Federación Nacional de Ciegos de California, National Federation of the Blind of California, fué en muchos aspectos, la incubadora de la Federación Nacional de Ciegos, National Federation of the Blind, y es conveniente que Federacionistas deban estudiar su historia.



El primer gran éxito político de los ciegos organizados en California, fué una campaña de iniciativa en 1928. La iniciativa que el Electorado de California aprobó en una votación popular de casi cinco a uno, dio lugar a una enmienda a la constitución estatal que concedió el poder legislativo para proporcionar ayuda a las personas ciegas necesitadas. Este éxito, a su vez, desafió a los líderes ciegos a elaborar una ley moderna, integral de la ayuda a los ciegos que tendría tres objetivos principales: (1) aliviar a los ciegos de "la angustia de la pobreza" (2) crear una mayor oportunidad económica para los ciegos, y (3) animar a los californianos ciegos a buscar independencia y autosustento. Aprobada y firmada por el gobernador en 1929, esta ley fué, sobre todo, el producto de los esfuerzos de organización de Newel Perry, quien desde 1912 había sido director de estudios avanzados en la escuela para ciegos, California School for the Blind.


Perry había asistido a la escuela, y había ayudado a organizar a la Asociación de Antiguos Alumnos de autosustento Ciegos de California, California Alumni Association of Self-Supporting Blind, en 1898. Se fue de California para obtener un doctorado en matemáticas de la Universidad de Munich, y Luego pasó diez años de tutoría, a estudiantes universitarios, en New York City, en busca de trabajo como profesor universitario (pero no consiguiendo una posición debido a los prejuicios contra los ciegos). Mientras que en Nueva York, Perry fué clave en conseguir la legislatura estatal para asignar fondos para los estudiantes universitarios ciegos, a fín de contratar lectores, y, después de regresar a California, puso mucho esfuerzo en recaudar dinero para ayudar a sus estudiantes a ir a la universidad. También viajó en todo el estado para la organización de grupos locales de los ciegos.


La familiaridad de Perry con el proceso legislativo, su tutoría de los más brillantes estudiantes de la escuela para ciegos, y todo su incansable trabajo en la organización valió la pena cuando se enteró de los planes para establecer un consejo relativo a la ceguera a nivel estatal. Un grupo de funcionarios de la agencia había discutido la formación de tal asociación, con la intención de conceder a los ciegos organizados una voz de minoría dentro de él. Los organizadores poco esperaban, que la reunión de fundación que se llevó a cabo en Fresno en octubre de 1934 atrajera un mayor número de ciegos que de personas videntes. Perry, sin embargo, logró traer dieciséis representantes de los grupos de ciegos; sólo trece personas videntes asistieron.



Los organizadores de la reunión habían preparado una constitución para el grupo, pero, sobre todo, gracias a los esfuerzos del protegido de Perry, el estudiante universitario de 23 años de edad, Jacobus tenBroek, la asamblea votó en contra. Finalmente, aprobó un documento que creó una federación de veinticinco organizaciones de ciegos, y de agencias para ciegos. Newel Perry fué electo presidente, y J. Robert Atkinson, el fundador ciego del Braille Institute, fue electo secretario de Correspondencia. TenBroek fué elegido miembro del comité ejecutivo, y Perry Sundquist se convirtió en vicepresidente segundo. Curiosamente, no hay ningún informe de rencor que resultó de la acción sorpresa por los líderes ciegos.



En el momento de la reunión de fundación del Consejo de California de Ciegos, CCB, Sundquist era secretario del club de adultos ciegos, los Angeles Club of Adult Blind. En el transcurso de su posterior asociación con las personas ciegas organizadas, tuvo posiciones de liderazgo en el American Brotherhood for the Blind (en la actualidad el American Action Fund for Blind Children and Adults) y la Federación, además de la filial de la Federación de California. Entrenado en la ciencia política, la educación y el trabajo social, Sundquist, en 1935 realizó un estudio sobre la situación económica de los ciegos para el Departamento de Educación de California. Más tarde se convirtió en jefe de la División para los Ciegos del Estado en el Departamento de Bienestar, retirándose de la posición poco antes de que asumiera la tarea de elaboración de este folleto.

Esta historia del 35o aniversario del Consejo de California es mejor usado como una guía de referencia a los primeros días de los ciegos organizados en los Estados Unidos, ya que mucho de lo que Newel Perry y sus seguidores establecieron en California preparó el terreno para el desarrollo a nivel nacional. Se recomienda su uso como una guía de referencia, porque, a decir verdad, no es divertido de leer sin parar. Sundquist, evidentemente, había parcheado el documento junto con rapidez, y, a pesar de que se desempeñó admirablemente por casi diez años como redactor del Monitor, este folleto no refleja, ni escrito elegante ni edición rigurosa.



Sin embargo, este es un artículo importante de la escritura. En sus conversaciones de los esfuerzos de Newel Perry y de Jacobus tenBroek, Sundquist demuestra que la filosofía de la Federación estaba viva y bien en California en las primeras décadas del siglo pasado. Como un funcionario Estatal con gran responsabilidad, Sundquist había entendido la importancia del Consejo en imaginar, crear e implementar muchos de los programas que manejaba.
Su discusión de la historia, y la justificación de la ayuda a los ciegos vale la pena leer, a pesar de la prosa en ocasiones difícil, porque nos recuerda que, aunque los ciegos organizados todavía se enfrentan a tanto trabajo, las cosas solían ser mucho peor cuando el Consejo de California de Ciegos, CCB, y la Federación Nacional de Ciegos, NFB,eran jóvenes. Sundquist también se ocupa de cuestiones federales, en particular la Ley del Seguro Social, Social Security Act, y sus enmiendas iniciales, y la necesidad de una organización nacional para abordar las cuestiones que se estaban volviendo nacionales. Una vez que la ayuda a los ciegos se estableció a nivel nacional, la Federación y sus filiales tuvieron que luchar contra las disposiciones que habían hecho la independencia más difícil de alcanzar.



Después de una larga sección sobre la ayuda a los ciegos, Sundquist se dirige a los puestos de trabajo. No estaba interesado sólo en el bienestar económico de los ciegos. Él escribe:

La oportunidad de participar en una actividad significativa representa muchas cosas, la satisfacción laboral, la seguridad económica, el grupo de asociación, el respeto de la comunidad y de la familia, y un sentido de contribución de valor incalculable a la sociedad.



Por el contrario, la falta de tales oportunidades de participar en actividades significativas, crea problemas individuales, familiares y sociales. Principalmente, le niega al individuo la oportunidad de participar en los principales canales de la vida, y por lo tanto, le roba el entusiasmo de vivir. Los logros del Consejo de California de Ciegos, CCB, durante los primeros treinta y cinco años, según detallado por Sundquist, demuestran la importancia a los ciegos organizados, el "gusto por la vida." Desde la oportunidad de poseer y manejar máquinas expendedoras hasta la seguridad del bastón blanco y todo lo que significa para la independencia; desde la educación de los niños ciegos hasta el apoyo de los estudiantes universitarios ciegos; desde servicio de biblioteca hasta la protección de los derechos de los trabajadores de talleres cerrados, todo esto y mucho más, fué la preocupación del Consejo.



Uno de los programas más importantes discutidos por Sundquist fue, la transformación del State Home for the Blind, al Orientation Center for the Adult Blind. Kenneth Jernigan pasó cinco años en la facultad del centro en Oakland, antes de salir para dirigir la comisión para ciegos, Iowa Commission for the Blind. Jernigan, sin duda, aprendió mucho durante su estancia en California, pero, incluso antes de que se trasladara a la Costa Oeste, tenía una buena idea de lo que un centro de entrenamiento para ciegos adultos debe ser y hacer. Los que aprendieron de Jernigan durante sus días en California lo recuerdan con cariño como un modelo, un maestro, y un administrador.



La historia de Sundquist del Consejo de California de Ciegos, CCB, es valiosa también porque proporciona un vistazo a los primeros días de liderazgo de la filial de la Federación Nacional de Ciegos, NFB, en la época desde el punto de vista de un menos conocido participante en esos eventos. Por ejemplo, Sundquist dedica varias páginas a una campaña política de la década de 1940.
TenBroek, para entonces presidente de la Federación nacional de Ciegos, profesor de la Universidad de California, y un joven padre de familia, había manejado con éxito el esfuerzo del Consejo de California de Ciegos, CCB, al revocar una reciente enmienda a la constitución estatal. Los ciegos organizados estaban preocupados de que las nuevas disposiciones habían agrupado ayuda a los ciegos con la "ayuda a los ancianos y ayuda a otros grupos desfavorecidos." Al educar a la opinión pública acerca de las capacidades de las personas ciegas, el Consejo de California de Ciegos, CCB, había eliminado una medida que "Ponía a los ciegos productivos potencialmente en la categoría de desamparados beneficiarios de la ayuda".


Sundquist También ofrece biografías de cápsula de los líderes del Consejo de California de Ciegos, CCB, aunque el tono y la calidad de estos bosquejos biográficos son inconsistentes. Para Newel Perry, esta se basa en el elogio de tenBroek a su querido mentor (Disponible en línea en 

http://www.nfbnet.org/pipermail/nfbespanol-talk_nfbnet.org/2012-February/001551.html

 

Los bosquejos de algunos de aquellos que viven todavía, parecen ser preparados por los propios sujetos. Para otros, en especial Robert Campbell, Sundquist se basó en su propio conocimiento.



La discusión de Sundquist de Robert Campbell debe haber sido particularmente difícil para él. Campbell también fué uno de "los muchachos del Doctor Perry ", que Asistió a la Escuela para Ciegos, California School for the Blind con Sundquist y tenBroek.
Él había sido compañero de cuarto de ambos, y mantuvo una estrecha amistad con ellos hasta la Guerra Civil de la Federación.


Como Sundquist describe los acontecimientos en California, en una sección llamada "División y Resurgimiento", "Division and Resurgence," fué la renuencia de Newel Perry a dejar el cargo como Presidente que precipitó los problemas de California. Cuando en 1953, a los 80 años de edad, el Doctor Perry finalmente accedió, eso estaba condicionado a Campbell, que Ya le había sucedido como director de estudios avanzados en la Escuela para Ciegos, tomando su lugar en el Consejo de California de Ciegos, CCB. Campbell fué elegido presidente y permaneció en esa posición hasta que renunció bajo presión en 1959.



Sundquist atribuye las dificultades del Consejo de California de Ciegos, CCB, a la Presidencia de Campbell, por la contradicción que Campbell enfrentaba, por al mismo tiempo ser un empleado de una agencia estatal y el líder de una organización dedicada a la lucha por los derechos de los ciegos. Él lo expresó de esta manera:

Era casi inevitable que la lucha interna en la Federación Nacional debía dar lugar a la amarga disensión en el Consejo de California de Ciegos, California Council of the Blind, y así lo hizo. Las semillas de la discordia se sembraron en diciembre de 1953, cuando el Doctor Perry insistió en Robert Campbell como su sucesor a la Presidencia del Consejo. Muchos miembros habían resentido este dictado, independientemente de la persona elegida. Además, Campbell era un empleado de una Agencia estatal para ciegos, y sin embargo, se esperaba que el, como Presidente del Consejo representara y defendiera a los ciegos con vigor en los puntos de vista de los ciegos, que a menudo estaban en contradicción con los de las agencias. Este papél poco envidiable de tratar de servir a dos maestros no fué posible a la larga. Durante esta época, el Consejo había caído en la debilidad, lo que resultó en parte por la posición de Bob en [el] Departamento de Educación Estatal. Bob era una persona con sinceridad y valentía. Fué demasiado, sin embargo, esperar que pusiera su trabajo en riesgo en el trato con sus superiores como presidente del Consejo.

La filial de California se recuperó de la tirante Presidencia de Campbell, a pesar de que perdió una cuarta parte de sus capítulos, como resultado de la división. Con Russell Kletzing, James McGinnis, y Anthony "Tony" Mannino, sucesivamente desempeñándose como presidente entre 1959 y 1969, el Consejo de California de Ciegos, CCB, había recuperado su voz y gran parte de su fuerza.



Más de cuarenta años han pasado desde que la filial de California publicó la historia de Sundquist, y mucho ha sucedido en el ínterin. En primer lugar, la filial de California abandonó el nombre de "Consejo de California de  Ciegos" "California Council of the Blind" en 1971, como tenBroek había sugerido, y se convirtió en "Federación Nacional de Ciegos de California" "National Federation of the Blind of California."Más tarde, durante varios años, en torno a 1980, la filial de la Federación tuvo que luchar por su nombre y lo había retenido en última instancia, después de una batalla legal. La organización que ahora se hace llamar el Consejo de California de Ciegos, California Council of the Blind, es una filial del Consejo Americano de Ciegos, American Council of the Blind, con reclamaciones a que se remontan a la reunión de 1934 en Fresno, pero no cabe duda, de que la continuidad en realidad corresponde a la Federación Nacional de Ciegos de California, National Federation of the Blind of California. Un corto resumen de toda la historia de la filial se encuentra en el sitio web de la Federación Nacional de Ciegos de California: 

http://www.nfbnet.org/pipermail/nfbespanol-talk_nfbnet.org/2012-February/001558.html

 

No hemos podido localizar copias accesibles de este folleto (o del trabajo compañero de Sundquist, la Ayuda a los Ciegos, Aid to the Blind, en California: Cincuenta Años del Programa de Desarrollo, Fifty Years of Program Development, 1919-1969), y profundamente agradecería cualquier información sobre si existen copias en braille. Es nuestro plan digitalizar ambas publicaciones y ponerlas a disposición en un formato accesible durante el año 2012.

Por ahora, la versión en audio del elogio de Sundquist a Newel Perry, pronunciado en la Convención Nacional de la Federación de 1961, está disponible en línea. El discurso, en la voz de Sundquist, incluye una deliciosa descripción del Primer encuentro de los dos Perrys, el uno con el otro, el 11 de noviembre de 1918. La Universidad de California y el Archivo del Internet también han puesto en línea una transcripción de acceso, de una entrevista con Sundquist y su compañero de trabajo Lillian McClure. Para enlaces a cualquiera de estos, busque a Sundquist como autor en THE BLIND CAT, nuestro catálogo de la biblioteca en línea:
<www.nfb.org/theblindcat>.
-------------- next part --------------
A non-text attachment was scrubbed...
Name: Una Historia del Consejo de California de Ciegos, 1934-1969.doc
Type: application/msword
Size: 97280 bytes
Desc: not available
URL: <http://nfbnet.org/pipermail/nfbespanol-talk_nfbnet.org/attachments/20120223/b1911d67/attachment.doc>


More information about the Nfbespanol-talk mailing list